Vivencias y pensamientos sobre la ruralidad y la vida en el campo desde Purujosa pueblo casi deshabitado a la sombra del Moncayo.

miércoles, 25 de enero de 2012

¿Fuina o paniquesa? Mústelidos de la Cara Oculta del Moncayo

Este fin de semana no solo observé animales en mi excursión campestre. Junto al zorro y las perdices vistas en la Hoya del Pi, el sábado por la noche cuando bajaba a Calcena, los faros de mi coche deslumbraron a un pequeño y alargado mamífero. En un principio me pareció una “fuina” pero me quedé con la duda por su reducido tamaño.

Al llegar a casa consulté la obra de Carlos Lastanao Huellas y rastros de animales del Pirineo, Ed. Barrabés, libro que tenemos dedicado por el autor, tras asistir hace años a una charla en La Almunia. Entre el libro e Internet, desvelamos el misterio: No se trataba de una fuina sino de una paniquesa.

La fuina (martes foina) denominada en castellano garduña, comparte con la paniquesa o comadreja (mustela nivalis) una fisonomía alargada y un pelaje marrón, con el vientre blanco. Ambas pertenecen a la familia de los mústelidos, igual que el tafugo o tejón (meles meles) otro conocido de nuestra fauna moincaina. Sin embargo, la paniquesa es inconfundible por su reducido tamaño, con una longitud que no llega a los 20 cm. y un peso raramente supera los 150 gr. mientras la fuina supera siempre el kilógramo de peso.

Desde ahora, en mis excursiones por Purujosa, no volveré a confundir a estos dos parecidos mústelidos. Adjuntamos dos imágenes, la primera es una fuina y la segunda una paniquesa.


Para más información:
Ficha de la fuina (garduña)
Ficha de la paniquesa (comadreja)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada