Vivencias y pensamientos sobre la ruralidad y la vida en el campo desde Purujosa pueblo casi deshabitado a la sombra del Moncayo.

miércoles, 6 de noviembre de 2013

Las Cuevas de la Muela de Añón.

La Muela de Añón cierra el paisaje desde lo alto del caserío de Purujosa. Sin embargo, desde la lejanía no se observan las oquedades que se abren en sus escarpadas paredes. Tampoco hay senda que llegue a las mismas. Será el espíritu de aventura el que nos llevé a abandonar los caminos y descubrir sus encantos. 

Ya en 1991 Jesús Vallés en su mítica Guía Montañera del Moncayo (Ed. SUA) recomendaba visitar estos cantiles. Además, enumeraba y daba nombre a las cuevas que la pueblan, la de Sauco, de las Brujas, de la Abuela Petra, la Ancha, la Estrecha, etc. Entre todas, destaca omnipresente la cueva de los Pilares. Grandioso conjunto de arcos producidos por la erosión cual pilares arbotantes de una catedral de la naturaleza. Desde arriba, la silueta de un quebrantahuesos otea el horizonte. Es un señuelo instalado para citar a los jóvenes quebrantahuesos pirenaicos en expansión.
Estos días he observado en las redes sociales fotografías de estos parajes, como en el Facebook de la Asociación Senderistas del Huecha, con un álbum bajo el sugerente título de Las catedrales del Morrón. También el blog Mons Canus ha ilustrado una de sus entradas con la imagen superior que adjuntamos.

Todas estas referencias han despertado una inquietud en mi ser, deseando volver a sentir estas paredes en la cercanía íntima del caminante y no en la lejanía fría tras el cristal de la ventana. Volver a fotografiar sus cuevas para ponerles nombres hoy casi olvidados. Recordar aquellos años de descubrimiento y exploración.
Muela de Añón. Abril del 2002

2 comentarios:

  1. Bien Ramiro, es bueno saber que hay gente como tú que conoce y aprecia estos parajes del Moncayo oculto. Me alegro de haber descubierto tu blog y en un próximo futuro espero desarrollar el mío. Tengo una buena colección de fotos de estas cuevas a las que me acerqué con mi sobrino en agosto de 2012. Son fotos HDR y dedicamos la jornada a fotografiarlas todas.
    Nosotros (que pasamos el verano de Ágreda) partimos de Beratón para llegar hasta allí.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Monscanus. Un placer conocernos a través de la red. Esperaré con ilusión el desarrollo de tu blog para seguir maravillandome con tus fotografías, en espera de coincidir personalmente.

    Yo a ver si vuelvo a subir y hago una entrada con el nombre y fotografía de cada oquedad, que las fotografías que tengo, todavía no usaba la cámara digital.

    Un abrazo.
    Ramiro.

    ResponderEliminar