Vivencias y pensamientos sobre la ruralidad y la vida en el campo desde Purujosa pueblo casi deshabitado a la sombra del Moncayo.

martes, 10 de septiembre de 2013

Crónica San Ramón 2013

Ya quedan atrás las fiestas de San Ramón de Purujosa. A pesar de la amenaza de la lluvia, las celebraciones salieron adelante, no se suspendieron las procesiones y la ronda, aunque más corta y circunscrita a la calle colladillo, se pudo completar. Hasta fue perceptible el incremento de asistentes y visitantes.

Bien es cierto que el viernes por la tarde cayó una tronada que dejó 15 litros pero el vermú dentro del albergue fue digno de un menú de degustación, sorprendió la variedad, cantidad y calidad de platos que degustaron los vecinos. La mala noticia fue que Chori fue operado de apendicitis y no se pudo celebrar la discomóvil. Aun así, las jotas y rancheras retumbaron hasta la 1 de la mañana.


Las cuatro gotas del sábado no ahogaron la merienda popular. Frente a los charcos, los joteros se pusieron deportivas en vez de alpargatas y no hubo mayor problema. Además, la humedad de la noche se combatió con los moscateles en el castillo y el chocolate de los caseteros que templó el cuerpo de los presentes.



Si el vermú del viernes sorprendió, todavía fue mejor el vermú del domingo. Tal fue así que la gente felicitó a las nuevas gestoras del albergue y desde aquí nos sumarnos al agradecimiento. Y de nuevo al ritmo de las jotas, concluyeron las fiestas, en espera de la llegada del otoño, con sus colores ocres y sus cestos de setas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada