Vivencias y pensamientos sobre la ruralidad y la vida en el campo desde Purujosa pueblo casi deshabitado a la sombra del Moncayo.

jueves, 11 de enero de 2018

El albergue de Calcena en peligro de cierre.



Primero una aclaración previa: Hace un mes ya recogí en este blog la polémica suscitada por el nuevo pliego de condiciones del Albergue de Calcena. En aquella ocasión no me había entrevistado con todas las partes implicadas. Pedí disculpas por privado (y ahora las manifiesto públicamente) al Ayuntamiento por no haber contrastado su opinión. Lamentablemente tengo que decir, que tras unas navidades en donde me he entrevistado con el alcalde, con el concejal de la oposición, con una trabajadora del albergue, con la otra empresa de turismo activo de la localidad, con vecinos de Calcena y otros habitantes de la comarca (y  algunos seguirán diciendo que tengo que informarme porque no se de lo que hablo), mi postura lejos de variar se ha ratificado: La triplicación del canon de arrendamiento del albergue de Calcena (pasando de 1.500 a 4.500 € anuales) pone en peligro la propia supervivencia del albergue (con sus servicios asociados tanto para turistas como para vecinos) y de los 5 puestos de trabajo y 5 vecinos que conlleva la gestión de dicha instalación por parte de Senderos de Teja.




Porque más allá de las críticas que diversos interpelados vertieron sobre los Gestores del Albergue (las cuales no voy a reproducir porque transcurrieron en el marco de una conversación privada, rechazando el Ayuntamiento hacer públicos sus argumentos) hay un hecho objetivo innegable: La magnífica promoción que han hecho de Calcena y del Valle de Isuela Senderos de Teja. Un ejemplo: Despedimos el año con una entrevista que les realizaba la revista Desnivel, uno de los medios de montañismo más prestigiosos de España. Para mi que he pasado muchas veladas leyendo revistas de montañismo en el albergue de Purujosa, es un sueño que nuestra tierra haya podido aparecer en  varias de esas revistas. Y ese sueño cumplido es gracias a la gestión  que han realizado el equipo de senderos de Teja.



Pensemos en el flujo de turistas que tenía nuestra zona hace 6 años y en el flujo de turismo (y por tanto de gasto por el consumo asociado) que tenemos ahora.  Es obvio que no todo es gracias a Senderos de Teja y aquí tenemos que citar entre otros al propio Ayuntamiento de Calcena, a la otra empresa de turismo de aventura de la localidad (Guías Cara Oculta), o la labor completamente altruista del Club de Montaña Isuara y sus equipadores, lo mismo que Parabolt Team. pero el papel de Senderos de Teja para atraer turismo a nuestro valle ha sido principal. De hecho, es una pena que todas estas sinergias no hayan confluido en un equipo de trabajo colaborativo sino que se haya llegado al enfrentamiento. Y aquí no seré equidistante y reconoceré (porque esta crítica si es particular) una parte de responsabilidad en Senderos de Teja por su mentalidad empresarial competitiva que les ha llevado en ocasiones a intentar acaparar toda la sinergia en torno a la escalada. Sin embargo, la solución a estos problemas nunca puede ser la imposición sino el dialogo.



En cambio, nos encontramos con una situación donde el Ayuntamiento, llevado por dicho enfrentamiento, saca un pliego de condiciones que dificulta la viabilidad de la empresa. En cualquier pueblo se pelearían por la instalación de una empresa que ha generado 5 puestos de trabajo, por el contrario en un pueblo sin apenas población activa y en donde no se había instalado una empresa en todo el siglo, se dificulta su labor.

Enlace a la recogida de firmas


Por eso, desde Senderos de Teja, en cuanto gestores del albergue, han iniciado una recogida de firmas en CHANGE.ORG que de momento ya ha logrado la adhesión de más de 3.000 personas, 10 veces más que la totalidad de los 270 empadronados que suman las localidades del Alto Valle del Isuela: Trasobares, Calcena, Purujosa y Beratón juntos. Si, somos muchos, vecinos y visitantes, los que queremos que esta situación se reconduzca.



Una vez en este punto hay que desmontar algunas mentiras que se han vertido en las redes sociales. Es FALSO que queramos dar un trato de favor a Senderos de Teja. Exigimos un CONCURSO PÚBLICO (cómo es de ley) pero bajo unas CONDICIONES JUSTAS PARA TODOS. Comparemos este caso con el albergue de Purujosa (a 6 Km.) donde durante mucho tiempo el Ayuntamiento subvencionó a los gestores pues entendía que un ayuntamiento no debe buscar la rentabilidad económica sino la social y la mayor rentabilidad para un pueblo es evitar la despoblación mediante la prestación de servicios como es el alojamiento y restauración. Además, desde aquí invito a muchos que les parece tan justo el pliego de condiciones que abandonen su cómoda vida en la ciudad y vengan a gestionar el albergue en el pueblo que tanto dicen amar pero en el que no residen en las frías y solitarias noches de invierno, cosa que si hacen los actuales gestores. 

Desde hace un lustro vivo también en el sistema Ibérico, soy profesor en un pueblo de Teruel, provincia más despoblada de España y en mi labor como delegado sindical de CGT tengo que recorrer muchas aldeas donde la soledad se te clava en el alma. Es el caso de Almohaja: 19 habitantes censados y como bien me dijo Javier el cartero, ningún vecino. Pueblo fantasma. Ello a pesar de estar a 15 minutos del castillo de Peracense, uno de los mayores atractivos turísticos de nuestra provincia. Si, un recurso sin explotar, es un recurso perdido. Por ello, dado que Senderos de Teja han logrado hacer lo que nadie había hecho, poner en valor nuestros recursos de la Cara Oculta del Moncayo, creemos que se merecen nuestra confianza.

Y llegados aquí, alguno se preguntará ¿Por qué uno de Purujosa tiene que opinar sobre un albergue de Calcena? Me sobran los motivos:
  •  Históricos como el hecho que muchos desconocerán que Purujosa también contribuyó en la construcción del Cuartel de la Guardia Civil que a día de hoy acoge el albergue que ha pasado enteramente a propiedad municipal de Calcena.
  • Legales como el derecho a la libertad de expresión e información.
  • Económicos: lo que sucede en una localidad del valle afecta al resto de pueblos del valle y Purujosa también se ha beneficiando del flujo turístico que ahora se pone en peligro.
  • Democráticos: La democracia se basa en la razón dialogada a través de la contraposición de argumentos de la asamblea de ciudadanos. Nadie está por encima de nadie a la hora de opinar.
  • Éticos: ¿La vaca es de donde nace o de donde pace? Aunque algunos se pretendan con más derechos, nadie tiene potestad para repartir carnets de vecindad. Es algo que está por encima de un certificado de empadronamiento. Es un sentimiento. Y mi amor por esta tierra está de sobra contrastado con la trayectoria de este blog. Como es evidente mi vínculo afectivo con el albergue de Calcena, el lugar que elegí para casarme. Porque de no haber estado operativo el albergue, mi sueño de casarme en la Cara Oculta del Moncayo, no hubiera sido posible.



Concluyo con esperanza. No pongo en duda el amor que siente por esta tierra la corporación municipal de Calcena. Su trayectoria también les avala. Igual que han contado con mi colaboración en todas aquellas iniciativas que he considerado positivas para el valle (empezando por la Calcenada) creo que es propio de una ciudadanía responsable abandonar el silencio cómplice y manifestar mi crítica en aquellas decisiones que considero que son perjudiciales para Calcena en particular y para la comarca en general. Confío en nuestra madurez y sensatez como sociedad para lograr a través de la presión ciudadana una rectificación que es de sabios.  Porque si el albergue cierra (o en el menos malo de los casos pierde trabajadores y por tanto perdemos vecinos) no será un fracaso del Ayuntamiento de Calcena, será un fracaso de todo el valle por no haber podido frenar el fatal desenlace.

2 comentarios:

  1. No entiendo muy bien porque tienes que justificarte para opinar. Cómo "observadora interregional" ��, nacida en tierras lejanas al Moncayo (Navarra) y apasionada del territorio, además de conocedora del sector turístico puedo tener quizás una visión más objetiva que las provenientes de filias y fobias vecinales.

    He visto casos similares tantas veces... Establecimientos municipales que funcionan por fin gracias al empeño y profesionalidad de sus gestores hasta que un buen día se decide que ya es hora que se beneficie alguien más cercano al pueblo que vuelve a hundirlo porque no tiene ni idea de hostelería ni se preocupa por aprender, curiosamente suelen tener un mal carácter muy inadecuado para su puesto. En otro caso, los gestores de un albergue decidieron gestionar también el hotel de otro pueblo y esto no gustó nada al alcalde del primero que les retiró todo su apoyo. Este establecimiento tenía que abrir y calentar todo el edificio para que su alcalde y secretario comieran calientes los miércoles.

    Al principio me cabreaba enterarme de estas cosas y otras muchas, ahora me voy a reservar lo que pienso.

    Me parece elevada la cantidad que se pide, pero aunque fuera menor, la decisión en un concurso público está en manos del ayuntamiento que no valora el gran trabajo del equipo actual que lo gestiona... Al que por cierto sólo conozco por sus éxitos y referencias Así que... de dónde no hay, no se puede sacar.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Muy acertado tu comentario Rocio, además con conocimiento de causa por tu trabajo en torno al turismo moncaino. Y como bien dices, aunque hemos puesto la crítica en el interés lucrativo del concurso, el hecho de que en el baremo no se tenga en cuenta aspectos tan esenciales como la gestión previa o la creación de empleo manifiesta claramente la auténtica intencionalidad del Ayuntamiento.

    Es buena época para releer "Oligarquía y caciquismo" de Joaquín Costa. Por lo menos, como dijo Goytosolo, al pueblo "le queda la palabra". Esperemos que alzándola se produzca una rectificación. De momento, a divulgar para que la opinión pública sea conocedora de esta situación y romper el secretismo con el que algunos entienden la política.

    Abrazos.

    ResponderEliminar