Vivencias y pensamientos sobre la ruralidad y la vida en el campo desde Purujosa pueblo casi deshabitado a la sombra del Moncayo.

miércoles, 21 de agosto de 2013

Culebra de agua depredando sobre trucha.

A veces, la naturaleza más salvaje se muestra en los entornos humanizados, en las lindes de los pueblos. Este verano, el río Isuela baja con un caudal alegre y vivo que contrasta con el estiaje del año pasado. En sus aguas, se libra la lucha por la supervivencia.

 En el entorno del puente del río, desde hace años se viene observando la presencia de una gran culebra de agua. Este año, la pequeña poza junto al azud que desvía el agua al merendero tiene nuevos inquilinos: el gran caudal que ha llevado durante meses ha permitido que se repueble de truchas, viéndose en mayor cantidad que años anteriores. La competencia por el dominio del medio acuático se ha desatado y la culebra de agua ha encontrado una gran fuente de alimentos.

Varios vecinos habían comentado que veían a la culebra comiéndose las truchas. Miguel Ángel, que había venido junto a la familia con motivo de la entrega a su abuelo Saturnino de la distinción comarcal, fue testigo de la escena de caza y como buen fotógrafo de la naturaleza que es, pudo inmortalizar el momento.

Desde aquí, quiero agradecerle que comparta estas espectaculares imágenes con todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada