Vivencias y pensamientos sobre la ruralidad y la vida en el campo desde Purujosa pueblo casi deshabitado a la sombra del Moncayo.

lunes, 23 de enero de 2017

Enlosado de las calles.

Gracias al plan de empleo de la DPZ fue posible que el ayuntamiento contratara a un trabajador desempleado durante un periodo de 6 meses. Esta ayuda no solo posibilita fijar población residente en pueblos al borde del colapso demográfico, sino que permite realizar mejoras en el municipio que en localidades más grandes y con más recursos llevan a cabo la brigada de mantenimiento o el alguacil.

Serían muchas las tareas realizadas por Antonio en este tiempo pero hoy tan solo quisiera detenerme en una de vital importancia, la mejora del enlosado en la calle Castillo, un lugar muy transitado por los turistas que acceden a la parte alta del caserío para observar las vistas.


Pero tampoco me puedo olvidar de otra partida presupuestaria destinada al arreglo del propio acceso al caserío desde el río. Si en una fase anterior se había enlosado el muro de entrada, en la más reciente se ha sustituido el hormigón del pavimiento por un enlosado mucho más estético y acorde con el entorno como se puede apreciar en la imagen inferior a pesar de la mala calidad de la fotografía.



En definitiva, dos de las obras con las que Purujosa se engalanó para despedir un año y recibir a los que vendrán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada