Vivencias y pensamientos sobre la ruralidad y la vida en el campo desde Purujosa pueblo casi deshabitado a la sombra del Moncayo.

viernes, 3 de febrero de 2017

Senderos de Teja: La escalada, motor socioeconómico de la cara oculta del Moncayo

Hoy presentamos un proyecto ilusionante que nos emociona. Una iniciativa que lleva mucho tiempo fraguándose en veladas junto al hogar. Una idea que esconde un arduo trabajo en la sombra. Pero el tiempo va dando sus frutos.

Nos referimos a Senderos de Teja. Tras cuatro años de gestión  del albergue de Calcena, Diego, Rosa e Israel decidieron dar un paso más allá. Desde su llegada han revitalizado la zona de escalada de las Peñas del Cabo y consecuentemente, el incremento de turistas en la Cara Oculta del Moncayo ha sido evidente. Han demostrado que la escalada deportiva es un motor de desarrollo rural que permite fijar población activa. Y eso sin olvidar la sostenibilidad, una de sus premisas iniciales. Aprendiendo de las experiencias de otras latitudes para evitar los problemas de masificación y de interacción con las especies naturales del Parque Natural. Entendiendo que las paredes no solo pertenecen a los escaladores sino también a las rapaces con las que hay que ser respetuoso. Convivencia y respeto que puede derivar en otras formas de turismo. En nuestras conversaciones siempre resaltan el increíble potencial ornitológico de la zona, todavía pendiente de aprovechar.


La primavera pasada decidieron dar un salto en sus sueños. Fundaron senderos de Teja, una empresa con fin social que se basa en tres pilares: Asentar población en el medio rural, promoción turística como recurso económico de estos pueblos casi despoblados y el bienestar social que supone el rejuvenecimiento de estas localidades. Bajo estas tres premisas decidieron ampliar su negocio asumiendo la gestión del camping de Trasobares, una instalación que llevaba años infrautilizada. Ampliaron la plantilla de trabajadores fijando nuevos pobladores en el valle del río Isuela y empezaron a mejorar la oferta turística de la localidad en la faceta que ellos mejor conocen: Apertura de nuevas vías y reequipamiento de las existentes para dotar de atractivo a la zona. Desde aquí les deseamos toda la suerte del mundo, porque su fortuna sería la del todo el valle.

De momento, es indiscutible la gran repercusión mediática que está teniendo su proyecto empresarial. Si en diciembre aparecieron en un gran reportaje en la revista “escalar”, la revista más importante del mercado español dedicada a este deporte, hace unos días han aparecido en el diario de tirada nacional “El Mundo”. Un precioso reportaje titulado “Montañas que hacen latir pueblos” donde se resumen los logros sociales alcanzados en estos años de duro trabajo. Entre otros, el incremento de la población residente en Calcena en un 40% y la reducción de la media de edad que frena esa terrible lacra que es el envejecimiento de nuestros pueblos. Unos resultados que les han llevado a ser el proyecto más votado en el V Congreso de Responsabilidad Social Empresarial.

Desde aquí os invitamos a leer su blog y deteneros particularmente en la entrada titulada “España fracturada” (para la que han elegido una preciosa foto de la Muela de Añón)  donde ellos mismos nos dicen "los que vivimos aquí lo hacemos por deseo, porque así lo hemos decidido, teníamos otras opciones de vida en la ciudad, pero nos gusta el pueblo, la Naturaleza, la cultura de sus gentes y parece que desde fuera se nos tache de locos, y quizás ahí hay algo de razón, unos locos muy cuerdos que han sabido buscar la felicidad en un territorio donde el silencio gana al ruido, donde hay más buitres leonados que coches, donde no hay tienda pero sí vendedores ambulantes, donde cuando ves una casa con luz o ropa tendida en el balcón sacas una sonrisa, porque hay gente, vecinos... es cierto que es una realidad diferente a la del 80% de la población en España, pero a la vez es una oportunidad y opción de vida".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada